*Esta imágen es usada con fines académicos

Regresar

¿Cómo se diagnostica la osteoporosis?

Tema: Osteoporosis

Para hacer el diagnóstico de osteoporosis se utiliza una técnica especializada (DXA: absorciometría por rayos X de energía dual) comúnmente llamada densitometría ósea, la cual se toma de la columna lumbar y cadera; algunas veces es necesario tomarla también de un área cercana a la muñeca, pero las mediciones más importantes son las de columna y cadera, que de hecho son las que se usan para decidir si una persona debe recibir medicamentos. Este estudio otorga un puntaje, llamado puntaje T (T-score, que compara la densidad mineral ósea de la persona con la de un adulto joven y sano); cuando este puntaje es más negativo que -2.5 (ejemplo -2.5, -2.6, -3.0, etcétera) se hace el diagnóstico de osteoporosis. Si éste se encuentra entre -1 a -2.4 se hace diagnóstico de osteopenia (una forma un poco más leve, por así decirlo). Si se encuentra más positivo que -1.0 (-0.9, -0.8, 0, 0.5) quiere decir que la densidad de los huesos es normal. Las radiografías son útiles para ver las fracturas, sobre todo las de la columna vertebral, ya que pueden no causar síntomas y frecuentemente pasan desapercibidas. Todas las personas mayores de 65 años deben acudir a su médico para que les solicite una densitometría como tamizaje, para detección oportuna de osteoporosis; o incluso antes si presentan factores de riesgo. Una vez detectada la osteoporosis es necesario realizar estudios de sangre y orina complementarios para descartar la presencia de otras enfermedades asociadas. Es muy importante detectarlo a tiempo, ya que permite hacer modificaciones al estilo de vida e iniciar el tratamiento adecuado y prevenir futuras fracturas.